Durante los días 1 al 4 de mayo y 16 al 21 de octubre de 2015 se llevó a cabo con éxito una laboriosa intervención arqueológica con el fin de exhumar los cuerpos de dos guerrilleros. Una vez efectuados los estudios y análisis preceptivos, sus restos fueron enterrados definitivamente en el cementerio de Fuencalderas.

Las circunstancias en que se produjeron las muertes se pueden conocer en el díptico que para el homenaje/re-inhumación se editó:

La secuencia fotográfica de las diversas catas realizadas hasta encontrar los cuerpos de los guerrilleros puede verse en el siguiente enlace de la página de la Asociación por la Investigación Contra el Olvido (ARICO), en la entrada de 4 de octubre de 2015 del apartado FOTOGRAFíAS:

 

Un resumen de la intervención arqueológica la publicaron los arqueólogos que dirigieron la excavación en este artículo:

 

La prensa escrita recogió en diversos artículos la actuación:

 

El vídeo del homenaje-entierro definitivo se puede ver en:

 

Y algunas fotografías del mismo acto en: